Main Article Content

Se presenta un paciente de 34 años con absceso amebiano tratado con metronidazol, dehidroemerina y cloroquina. A los 14 días de tratamiento se presentó parálisis facial periférica izquierda y paresia facial periférica derecha. Los estudios electrofisiológicos indicaron neuropatía periférica motora de los nervios faciales, maseteros y neuropatía sensorial del nervio cubital izquierdo en sus porciones proximal y distal. La historia clínica no muestra antecedentes de diabetes, alcoholismo ni exposición a tóxicos. El líquido cefalorraquídeo y varias glicemias fueron normales. Excluidas las causas comunes de neuropatías, y dado que el compromiso de los nervios se presentó después de haber recibido altas dosis de metronidazol y que el paciente empezó a mejorar al suspender esta driga, es posible suponer que exista una relación directa entre el metronidazol y la polineuropatía periférica.

Vladimir Zaninovic, Auxiliar de Cátedra, Departamento de Medicina Interna, Facultad de Salud, Universidad del Valle, Cali, Colombia.

Auxiliar de Cátedra, Departamento de Medicina Interna, Facultad de Salud, Universidad del Valle, Cali, Colombia.
Zaninovic, V. (2017). Neuropatías periféricas y metronidazol. Colombia Medica, 9(2), 125–127. Retrieved from https://colombiamedica.univalle.edu.co/index.php/comedica/article/view/2871

Downloads

Download data is not yet available.
Received 2017-01-15
Accepted 2017-01-15
Published 2017-01-15